MUJERES - MPRF

¿Dónde estás como MPRF en este momento? ¿Qué necesitas?

¿Cómo estás hoy? ¿Cómo va tu semana?

Confío que tú y los tuyos sigáis bien.

Cuando hace unas semanas inauguré este blog y compartía contigo mi sueño de potenciar a las Mujeres Profesionales con Responsabilidades Familiares (MPRF), no podía imaginar ni de lejos la que se nos venía encima con esta crisis sanitaria del Covid 19.

En aquel momento, escribí un post para invitarte a reflexionar  juntas sobre cuáles son  las principales dificultades que nos afectan a las MPRF en lo personal y profesional. Pero en cuestión de semanas, que de puro intensas parecen un año entero, han cambiado tantas cosas, que tengo que preguntarte:

¿Cómo estás?

 ¿Dónde te encuentras ahora como MPRF?

Porque las MPRF, somos tantas y tan diversas que cada una estamos en una situación personal,  familiar y laboral diferente.

Por eso quería preguntarte acerca de dónde sientes que estás tú ahora mismo, en lo personal y en lo profesional.

 

¿Te identificas con algunas de estas situaciones que me comparten muchas mujeres?

En lo personal:

  • ¿Te sientes con estrés acumulado derivado de la falta de tiempo personal y de espacio propio por haberte tenido que dedicar intensivamente al cuidado de hijos o familiares dependientes, sin descanso,  durante los días de confinamiento?
  • ¿Estás saturada, por haberte tenido que adaptar al teletrabajo en un tiempo record, sin apenas formación o conocimiento de las herramientas que tenías que utilizar? ¿O simplemente, de haberlo estado intentando, con niños pequeños que no se te despegan o haciéndolo en la “esquina de la cocina”, mientras seguías gestionando la casa?
  • ¿Notas un profundo desgaste físico y emocional, consecuencia de haber tenido que trabajar muchas horas durante la pandemia, en lugares donde la crisis sanitaria ha golpeado con dureza?
  • ¿O estás agotada y nerviosa, por haber tenido que ejercer como madre, cuidadora, profesora, psicóloga, entrenadora, profesional y no se sabe cuántas cosas más,  todo en un mismo día, a veces un mismo espacio que ni siquiera reunía las condiciones adecuadas?
  • ¿O puede que te invada la tristeza porque has perdido a algún ser querido en estas circunstancias dramáticas? Incluso puede que te acose la culpa, porque piensas que podías “haber hecho más”.
  • ¿O eres de las que aun estás aturdida y sin acabar de ubicarte por todo lo ocurrido y porque esta crisis te ha puesto al descubierto que tu día a día no estaba alineado con tus verdaderas prioridades y no sabes cómo abordar esa verdad que te incomoda?
  • ¿Quizás estás feliz, porque durante este confinamiento se te ha abierto una posibilidad de tiempo para disfrutar de los tuyos que antes no tenías?
  • ¿Te encuentras entre las afortunadas y te sientes pletórica y liberada, porque has decidido hacer cambios en tu vida al ver como estabas aferrada o sufrías por relaciones personales o profesionales que no funcionaban y ahora ves que no merecían la pena?
  • ¿O incluso eres de las que te sientes orgullosa de ti misma, porque te creces ante las adversidades y sacas lo mejor de ti en circunstancias adversas?

¿ Te has sentido identificada? ¿ Y qué me cuentas de lo profesional?

  • Puedes estar asustada y de bajón, porque has perdido tu trabajo y sabes que las mujeres tenemos menos oportunidades y peores, en el acceso al mercado laboral, incluso cuando tenemos mayor nivel de formación que los hombres.
  • O al contrario, quizás te encuentras llena de determinación para hacer que  no esta situación  no te suponga un retroceso en lo profesional aunque hayas perdido tu empleo.
  • También puedes sentirte llena de incertidumbre porque estás en un ERTE y no tienes ni idea de cuando vas a reincorporarte,  ni en qué condiciones.
  • Quizás estés furiosa, por cómo se tomaron las decisiones en tu trabajo respecto a “quien se queda y quien sale”,  porque has descubierto que la empresa no contaba contigo como tú contabas con ella.
  • O al contrario, puedes sentirte avergonzada, porque tomaste elecciones como propietaria de negocio/empresaria, llevada por el miedo y ahora piensas que lo podías haber hecho mejor.
  • También puedes estar sintiendo miedo por la reducción de ingresos que esto te ha supuesto (algunas llevamos ya dos meses y sin cobrar todavía el desempleo).
  • O puede que atenace la angustia por el futuro de tu negocio y/o tu  proyecto de emprendizaje. O ante la dificultad de que tu empresa remonte la situación, sabiendo que muchas tendrán dificultades para sobrevivir .
  • Quizás ¡ojala! estés satisfecha, por cómo has sabido afrontar la crisis a nivel de negocio y cómo estás gestionando la situación.
  • O estás en tu mejor momento, porque la crisis sanitaria te ha dado la oportunidad de hacer/ vender más y vas a poder seguir mejorando en lo profesional o en tu negocio.
  • Tal vez estás guerrera, con muchas ganas de pelear por tu profesión, tu proyecto o tu negocio a pesar de que las perspectivas no sean buenas.
  • O estás frustrada y enfadada porque has tenido recurrir a petición de permisos no retribuidos/ reducciones de jornada por no contar con apoyo para conciliar mientras los niños no regresen a las aulas.

Cada una de nosotras necesita algo distinto en este momento.

Como ves, las situaciones personales, familiares y profesionales de las MPRF, son tan diversas como diferentes somos cada una de nosotras y nuestras realidades.

Y por eso te pregunto:

¿Qué necesitas tú ahora para sentirte bien?

¿Qué necesitas para que tú día a día sea más amable?

¿Qué necesitas para mirar hacia el futuro y la nueva realidad con confianza?

¿Sabrías decírmelo?

Si lo sabes, me encantaría que me lo compartieras en los comentarios, para poder hablarlo o celebrarlo juntas.

Además, quiero decirte que sea lo que sea que necesites, cuenta conmigo para apoyarte y acompañarte en esta nueva etapa y esta realidad que se abre ante nosotras tras esta crisis sanitaria. 

Mi deseo es que entre las dos, y junto con otras MPRF, aprendamos a transitar este tiempo de profundos  cambios que nos han sobrevenido en lo personal o lo profesional de la mejor manera posible dentro de nuestras circunstancias personales.   

Si eres de las que creen en las redes de apoyo, donde alguien  te escucha y te hace sentir arropada en un espacio donde se entienden, se respetan y se comparten dificultades y emociones como las tuyas,  podemos avanzar juntas.   

Sólo tienes que elegir dónde prefieres interactuar conmigo:  

Date la oportunidad de hacerlo y verás cómo con mi apoyo y el todas las MPRF,  vas adquiriendo el autoconocimiento,  la gestión emocional necesaria y el empuje, para salir adelante de esta crisis con ilusión y energía.

¡Te espero dentro!

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email