MPRF-EXPERIENCE

¿A qué dificultades te enfrentas hoy como MPRF?

Buenos días. ¿Cómo estás hoy? ¿Qué tal te encuentras?

Hace unas semanas, inauguraba este blog compartiendo contigo mi sueño de potenciar a las Mujeres Profesionales con Responsabilidades Familiares (MPRF) para que consigan la vida que desean en lo profesional, personal y familiar.  (Puedes leerlo aquí)

Hoy, quiero invitarte a que  reflexionemos juntas  sobre cuáles son las principales dificultades que nos afectan a las MPRF ya que nombrarlas, es el primer paso para poder solucionarlas.

Principales dificultades que afectan a las MPRF​

1-En la vida personal:

  • Falta de tiempo personal y de espacio propio por dedicarlo a los cuidados de hijos o familiares.
  • Falta de sentido de nuestra individualidad como personas más allá del rol de cuidadoras o madres.
  • Falta de desarrollo de nuestras capacidades creativas, profesionales o intelectuales, muchas veces por falta de tiempo.
  • Minusvaloración personal y sensación de “no ser suficiente”, debida a la escasa valoración que se da desde la sociedad a todo lo referente a los cuidados en el espacio privado/doméstico, que ha sido el espacio que tradicionalmente se nos ha adjudicado a las mujeres.
  • Sentimientos de culpa cuando tenemos otras inquietudes diferentes a los roles que tradicionalmente se nos ha asignado (madre, cuidadora o esposa).
  • Sensación de rechazo y críticas cuando no queremos limitarnos a la dimensión de la esfera familiar y mostramos ambición reivindicando nuestro espacio en lo profesional.( mala madre, mala hija, una ambiciosa)
  • Auto-exigencia ilimitada, para demostrar que “tenemos derecho a estar en la esfera laboral” ( porque que durante mucho tiempo fue un coto privado para los hombres)
  • Sobreesfuerzo por la doble carga ya que muchas veces estamos a cargo totalmente de la familia con escaso o nulo apoyo.
  • Falta de empatía y discriminaciones varias en las relaciones sociales a la hora de entender la idiosincrasia de la crianza y manutención de un niño/a o a la hora de hacerse cargo de una persona mayor o dependiente. Por ejemplo, amistades que no entienden por qué no puedes hacer determinados planes o grupos de ocio que no desean dar cabida a mujeres con “cargas”.

¿Continuamos?

2-En la vida profesional:

  • Menos oportunidades y peores, en el acceso al mercado laboral, incluso cuando tenemos mayor nivel de formación que los hombres.
  • Mayor dificultad en el desarrollo de la carrera profesional y acceso a puestos de responsabilidad.
  • Pérdidas de empleo o imposibilidad de ser contratadas ante embarazos/ hijos.
  • Discriminación ante una nueva contratación en un empleo por la posibilidad de quedarnos embarazadas o por tener ya descendencia.
  • Abandono de los empleos/ profesión por no contar con apoyo para hacernos cargo de los cuidados de los hijos o personas a nuestro cargo, lo cual repercute a corto y largo plazo en la independencia económica.
  • Menor capacidad económica por las mayores dificultades de acceso al empleo, puestos de responsabilidad y desigualdad salarial. Y por tanto, menor capacidad de decisión de influencia.
  • Menor reconocimiento de nuestras capacidades profesionales y menor posibilidad de ser promocionadas por el simple hecho de ser mujeres.
  • Disminuye la posibilidad de movilidad geográfica
  • Falta de oportunidades de promoción laboral ante perfiles iguales algunas empresas optan por contratar a No-Mo (No madres)

¿ Reconóces cómo lastran y condicionan estas situaciones nuestra vida, verdad?

Aunque muchas de esas situaciones no sean visibles y no nos afecten a todas y en todo momento, lo cierto es que están ahí. Son reales. Y es fácil imaginar cómo marcan y lastran estas situaciones nuestra  vida. Yo he pasado muchas de ellas.  Y estoy segura de que si eres una mujer profesional y  madre o con personas dependientes a tu cargo, sabes de lo que te estoy hablando. Conoces de primera mano lo que son las  renuncias, muchas veces casi obligadas,  porque no dispones de opciones reales. Y sabes de las dificultades a las que has hecho y haces frente en tu vida cotidiana.

La buena noticia es que no estás SOLA.

Somos millones de mujeres las que estamos en tu misma situación. Y somos muchas las que estamos trabajando para cambiarla.

 

¿Cómo vamos a hacerlo?

De la misma forma en que se resuelve cualquier problema:

  • Entendiendo las causas del problema.
  • Definiendo las medidas necesarias para cambiar esas causas.
  • Trasladando esas medidas a acciones específicas en nuestra vida.

Sólo desde la comprensión de las propias mujeres de la causa de la dificultad, podremos enfrentar un proceso de cambio de esa situación.

Por eso, te animo a quedarte conmigo en este blog, suscribiéndote al boletín/ post semanal.  En ellos compartiremos juntas la aventura de superar las dificultades y obstáculos  que encontramos en el camino por nuestra condición de mujeres MPRF.

También aprenderemos herramientas, habilidades y hábitos que no hagan tener más recursos y opciones, de forma que la EXPERIENCIA de ser una MPRF,  se parezca cada vez más a  aquello que deseamos para nuestras vidas.

Y si conoces a más mujeres a las que les puedan ayudar estos temas y les resulten útiles, te animo a que los compartas con ellas, ya sea a través del blog o de las redes sociales de LK y FB.  Para que cada vez seamos más y más las mujeres empoderadas e IMPARABLES, disfrutando de la vida que merecemos.

 

Te espero en los comentarios.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email