¿Adónde te gustaría llegar en tu vida?: fijando el rumbo.

Elegir-un-camino1

 

Esta  genial conversación entre Alicia y el Gato con la que abro hoy el post, es la clave para abordar uno de los grandes problemas de nuestra sociedad desarrollada. Cada vez hay más personas que no tienen ni idea de hacia dónde quieren “ir” realmente en la vida. En el mejor de los casos, sólo saben que no quieren permanecer donde están. Y en la gran mayoría, no se plantean que haya que ir a algún sitio, sino que simplemente se limitan a estar, cada vez más vacías, solas y resentidas, escudándose en la idea de que el resto están más o menos como ellos y que “la vida es así”.

 

Cuando queremos avanzar, es preciso que sepamos primero adónde queremos ir. No es lo mismo MOVERSE que AVANZAR. Se avanza hacia un punto, hacia un objetivo.  El problema es  que aunque  nos movemos continuamente en “busca de una vida mejor o de sentirnos mejor en nuestra vida”,  en la mayor parte de las ocasiones, nos conocemos tan poco, que no sabemos qué es lo en verdad necesitamos para sentirnos como deseamos.

 

Creemos saberlo, porque la sociedad de consumo nos lo puso muy fácil…nos vendió ejemplos de personas felices a base de tener muchas cosas o acumular logros personales. Y muchos nos pusimos a reproducir ese patrón, sin hacernos demasiadas preguntas, pensando que eso funcionaría también para nosotros. Pero si hoy estás leyendo esto, por la razón que sea, está claro que llegó para ti  un punto en que te  hiciste consciente de que algo estaba fallando y eso no era lo que funcionaba para ti.

 

De ahí que en tantas ocasiones hayamos acabado, como dice con tanta sabiduría el Gato, caminando y caminando, para llegar tan sólo a  “alguna parte”.  Y en “alguna parte” es dónde  se encuentran muchas personas. En “alguna parte” que no es para nada, lo que ellas deseaban para sus vidas.

 

Saber   ”adónde queremos ir”  o lo que es equivalente en este caso: “quiénes queremos ser y cómo queremos vivir”  es un reto pendiente para muchas personas.

Por eso, como primer paso en este viaje, te invito a que cojas una hoja en blanco de un cuaderno, el que será tu cuaderno de bitácora, y que anotes en ella aquello  que REALMENTE SIENTES que deseas para tu vida en sus diferentes ámbitos.

 

 ¿Qué quieres para tu vida en el ámbito laboral? ¿y en el familiar? ¿y en el personal?

 

Es mejor si no lo haces en una sola vez, si primero lo vas escribiendo (o dibujando) y vuelves sobre ello varias veces. Averiguar qué es exactamente lo que queremos para nuestra vida, ya es un gran paso. Porque rara vez nos hemos hecho esa pregunta, al menos en profundidad. “EN SERIO: ¿QUÉ QUIERES REALMENTE PARA TU VIDA?”

 

Atrévete a reescribir tu vida como si fuera un libro en blanco. Yo te doy esa oportunidad.

 

Llénala de detalles, dónde te gustaría encontrarte, como te gustaría verte y define qué estilo de vida quieres tener, en un plazo de unos 3- 5 años. Piensa en el tipo de personas de las que quieres rodarte. Define el tipo de actividades que quieres llevar a cabo. En qué tipo de trabajo quieres estar. Piensa qué tipo de ocio deseas disfrutar y cómo deseas que sea tu entorno físico. ( casa, vecindad, colegio para tus hijos, barrio…) Es lo que vamos a llamar la “visión del yo futuro”.

 

No te limites, ¡sé atrevido!  Desafíate a rescatar quizás alguno de esos sueños locos que dejaste por el camino o ideales que quedaron abandonados en aras de lo seguro y lo convencional. Piensa en las cosas que realmente te gusta hacer. Aquellas pasiones que sentías que estabas llamado a desarrollar y con las que el tiempo se desvanecía.

 

Este ejercicio, en apariencia tan sencillo, no ese baladí. Es el primer paso para empezar a reclamar esos cambios, esa vida soñada. Se trata de atreverse a  despertar la voz que un día acallaste dentro: la voz de tu corazón. La voz que “anestesiaste” para ir por caminos que en ocasiones, tan sólo llevan a “alguna parte”.

 

Más adelante, trabajaremos en decidir si todo eso que has anotado va a formar parte de tu trayectoria vital. Te ayudaré a asegurarte de que esta vez, sepas si ese es de veras tu destino: tu Itaca. Por ahora, tan sólo se trata de fijar el rumbo,  de dibujar una visión que te estimule y te ilusione.

 

Si vas a partir hacia el viaje de tu vida, primero decide dónde quieres ir. Porque si no sabes adónde quieres ir, puede que acabes dónde otros quieren que tu vayas.

 

Si te ha gustado,  no “te lo quedes”, ¡compártelo con otras personas!

Si te interesan los temas sobre cambio personal, puedes seguir la serie “El viaje de tu vida” haciéndote fan de mi página de facebook www.facebook/mariadiezcoach o   suscríbirte en este blog para recibir el newsletter con la recopilación mensual de artículos: ww.mariadiezcoach.com/blog