¿ Año nuevo, vida nueva?: ¡atrévete a buscar cambios para tu vida!

Vivir es afrontar continuos cambios.
Vivir es afrontar continuos cambios.

 

 

Enero es por tradición el mes para fijarse objetivos con el fin de lograr cambios para nuestras vidas. Parece que el inicio del nuevo año nos da la sensación de “hoja en blanco”, con todo por escribir. Nos invita a dejar volar nuestra imaginación y nuestro afán de aventura. O puede que sea la quietud del invierno, que  tras la vorágine de las Navidades nos lleva a reflexionar sobre nuestras vidas. La desnudez invernal facilita que afloren emociones que no solemos permitirnos sentir y que en otros momentos conseguimos acallar llenando nuestras vidas de ruido, prisa y consumismo.

Sea lo que sea, muchos ya hemos pensado los objetivos, retos y mejoras que deseamos este año para nuestras vidas. Y todos tenemos claro que para alcanzarlos,  para mejorar o crecer, deberemos necesariamente buscar y afrontar cambios.

 

El cambio es siempre desafío, reto, descubrimiento, aventura. Bien gestionado, conlleva superación y auto –aprendizaje. Crecimiento.  Por eso es necesario estar siempre abiertos al cambio.

 

Sin embargo…¡cómo nos cuesta dejar entrar el cambio en nuestras vidas!

 

Aun deseando que determinados aspectos de nuestras vidas sean diferentes, en el claro-oscuro de nuestra intimidad solemos temer al cambio. Sobretodo, si no es algo que nosotros hemos provocado. Ahí surge nuestro conflicto: entendemos con la mente que necesitamos cambiar para mejorar, pero lo cierto es que la gran mayoría,  hemos sido educados para que el corazón tiemble de miedo ante lo desconocido.

 

Una gran paradoja, porque si lo pensamos: ¿Existe algo más cambiante que la propia vida?

 

La vida es puro cambio, es incertidumbre, es novedad que no puede preverse ni determinarse. Estar en  la vida, VIVIR, es afrontar  mil y una situaciones de cambio. La vida es cambiante, puro movimiento. Nos exige adaptarnos y volvernos a readaptar. Nos obliga a ser seres con capacidad de gestionar el cambio.

 

Querer vivir y no afrontar cambios es como subirse a un tiovivo y esperar que no de vueltas. Eso es lo que les ocurre a muchas personas ante sus vidas.

 

Aprender a lanzarse con confianza a las tumultuosas aguas de los cambios es una de las cualidades más capacitantes que podemos desarrollar en nuestras vidas si queremos conquistar nuestra felicidad.

 

Aprender a dar la bienvenida a los cambios que nos presenta la vida, aceptarlos y extraer el sentido de lo que nos pide la vida con ellos, es la conquista de la sabiduría.  Puedo asegurarte que no es un logro fácil. Pero sí uno de los más importantes para poder vivir en paz y desterrar el sufrimiento.

 

Por eso, con este inicio de año, me planteo un reto: darte el apoyo para buscar los cambios que deseas para tu vida a través de mi blog. Y acompañarte en el proceso de transformación que esto conllevará. Te propongo que viajemos juntos hasta que seas tan fuerte en ti mismo, que no temas al cambio, sino que lo integres como parte de ti. Hasta que tengas tal seguridad en ti mismo, que ames los cambios. Los que tu provocas y los que la vida te trae.

 

¿Quieres cambios en tu vida? ¡VAMOS1 ¡Coge una libreta en blanco que usarás como bitácora,  piensa cuales ¡anótalos!

 

Da igual que sean simples objetivos o cambios más profundos: más tiempo para ti o para tu familia, menos stress, más alegría,  ser más divertido u ordenado, un nuevo trabajo, una nueva relación. ¡Atrévete a soñar grande!

 

Si ya lo has anotado qué te gustaría cambiar, qué quieres conseguir, has dado el primer paso para empezar tu mejor viaje: el viaje de tu vida.

 

Desde el mes de febrero, semana a semana, te acompañaré en ese viaje, poniendo a tu disposición mis conocimientos para llevar a cabo ese proceso de transformación que necesitas.  Post tras post, caminaremos juntos.

 

Será un viaje emocionante, lleno de sorpresas, hacia un lugar cercano pero todavía desconocido, desde el cual te serán posibles todos los retos. Todos los cambios que tú desees o que la vida te traiga.

 

No siempre será fácil: hace tiempo que se perdieron los senderos y en ocasiones, dependiendo de aquello que cada uno quiera alcanzar, resultará una auténtica epopeya. Lo que sí te digo es que sin duda, este viaje merecerá la pena.

 

¿Te animas?

 

Si quieres participar en este viaje, el viaje de tu vida, sólo tienes que suscribirte a mi blog para recibir los resúmenes mensuales que iré enviando con mi selección de post en torno a este tema en localhost/Coach/blog

 

También puedes seguir mis publicaciones haciéndote fan de mi página en Facebook.

https://www.facebook.com/MariaDiezCoach?ref=hl

 

¡Bienvenido al viaje de tu vida! ¡Bienvenido al cambio!