¿Soñar en tiempos de crisis?: ¿PARA QUÉ?

columpio1

Con los tiempos que corren parece algo absurdo, frívolo o fuera de lugar hablar de  sueños.

Muchísima gente está pasando por situaciones dramáticas. Incluso dantescas tras perder  sus empleos o sus viviendas. Muchas otras las ven venir y quedan paralizadas por el miedo y la incertidumbre sin saber qué hacer ante los inminentes despidos que acechan, la dificultad para llegar a fin de mes o el no poder hacer frente a sus hipotecas.

¿Como mantener la alegría en esta situación?

Los jóvenes, que son la promesa de futuro de cualquier país, se ven en muchos casos  abocados a emigrar en busca de trabajo. Igual que les tocó a muchos en los años 60. Algunas de esas personas, hoy convertidas en padres, se prometieron a si mismas que sus hijos no pasarían por lo que ellos habían pasado y trabajaron duro para ofrecerles un futuro mejor.  Hoy, como tantos otros, ven sus sueños hechos añicos.

¿Cómo mantener la ilusión en esta situación?

Aquellos que trabajaron duro para tener una pensión asegurada y su cobertura de la seguridad social, se encuentran bajo la continua amenaza y la amargura de los recortes. ¿Donde se ha ido ese dinero ganado con tanto sacrificio? ¿Quien garantiza sus pensiones o la asistencia medica que van a necesitar en el momento más vulnerable de sus vidas?

¿Como mantener la esperanza en esta situación?

¡Qué panorama tan desolador!

¿Cómo hablar de sueños a quien ha visto los suyos hechos añicos? ¿ Como hablar de sueños a quien ha visto los suyos bruscamente truncados?  ¿Cómo hablar de sueños a quién sólo puede pensar en cómo sobrevivir?

Una crisis es en cierta medida un enorme cementerio de sueños.

lapida sueños

Y pocas cosas resultan tan terribles como que te roben los sueños. Cada tragedia que se desarrolla en el escenario de nuestras vidas se origina porque hay un sueño que muere entre bambalinas. Con él muere una parte nuestra. Se apaga una parte de nuestra luz.

Precisamente por eso, ante la muerte de miles y miles de sueños, resulta todavía más imprescindible que soñemos aún más a pesar del miedo a que nos roben nuestros sueños.

Necesitamos igualar al menos los nacimientos de nuevos sueños e ilusiones para reemplazar los viejos sueños muertos. O mejor incluso SUPERARLOS.

Por cada sueño que muere en una persona, tras su correspondiente duelo, es necesario volver a poner en marcha la maquinaria productora de nuevos  sueños….

_66756698_braincopy

¿Me preguntas PARA QUÉ?

Te pregunto:

  ¿QUÉ SON PARA TI LOS SUEÑOS?

zp8497586rq