Regalar más con el corazón y menos con el dinero: 5 ideas creativas para regalos inolvidables.

corazon-fieltro-adorno-navidad-arbol

Durante estos días que he compartido con mi hermano en Sevilla, he vuelto a vivir un tema que en su momento, se volvió un auténtico problema para mí: los regalos de Navidad.

Recorriendo las tiendas abarrotadas, hemos debatido más de 50 posibilidades para regalar a mis sobrinos y su actual pareja.  Y me ha recordado la etapa en que necesitaba buscar regalos para personas que no carecen absolutamente de nada y para quienes todo es casi, duplicado.  ¡Qué rompecabezas! Los típicos regalos a la familia, consciente de que afortunadamente, hace años que ya “tenemos prácticamente de todo”, por lo menos en cuanto a lo material se refiere.

 

Cierto que a todos nos gusta aprovechar estas fiestas para “tener un detalle” o hacer sentir de algún modo a determinadas personas, nuestro aprecio hacia ellas o bien la importancia que tienen en nuestra vida. Pero: ¿por qué nos limitamos a la idea de un objeto material como regalo?

 

Por mi parte, hace algún tiempo me replanteé muy en serio el tema de cómo quería vivir las Navidades. ¿Qué valores representaban para mí y quería encarnar? ¿Quería estar sumida en una fiebre consumista continua? Y llegué a la conclusión de que uno de los valores más importante para mi era el AMOR.  Mostrar mi aprecio, mi afecto y compartir la Navidad con las personas que quiero, era lo que deseaba expresar principalmente con los regalos. Idea nada original por cierto, ya que creo que el 90% de las personas buscamos eso cuando deseamos obsequiar a alguien.

 

Así que empecé a buscar regalos menos convencionales que representaran estos valores y entendí que para mi,  hay dos aspectos clave que demuestran la importancia que alguien tiene en nuestra vida: el primero es pasar tiempo con esa persona,  compartir experiencias y  asistir a su vida. El segundo es decirle qué papel juega en nuestra vida y como nos hacen sentir. A partir de ahí, surgieron bastantes ideas que podían usarse como regalo, sin tener que recurrir siempre a comprar algo material.

 

Algunos ejemplos que encarnen la primera idea serían:

1: cocinar para alguien: los alimentos, la cocina,  despiertan los sentidos, las emociones…egalletas jengibre reducidasl calor de la cocina nos remite a la infancia, a la sensación de ser queridos, protegidos, alimentados y tener cubiertas nuestras necesidades. Podemos revivir una receta de un plato típico de aquel viaje en que tanto disfrutamos juntos. O preparar una merienda de esas que nos remiten a la época en que  jugábamos juntos con nuestros viejos camaradas, a nuestros sueños de infancia.  O ese plato tan especial que tu madre preparaba para ti con todo cariño en las grandes ocasiones…. Unas rosquillas, unas galletas de Navidad…. Todas las culturas tienen en común disfrutar de la comida para crear momentos de convivialidad y hospitalidad.  Por algo será.

 

Adornos-de-Navidad-Corazon reducida2: Ayudar a alguien a redecorar su habitación/ ordenar / limpiar su casa o su armario: las limpiezas y los pequeños cambios nos ayudan a dejar atrás recuerdos y objetos que ya no tienen razón de ser en nuestras vidas. Eliminan emociones que nos lastran y nos preparan para empezar el año con buena energía. Sin embargo, muchas veces somos incapaces de deshacernos de cosas viejas o en desuso, precisamente porque les otorgamos cierto valor sentimental. O no somos buenos en figurarnos cómo podríamos sacar más partido a nuestro espacio, porque nuestra visión está demasiado “determinada” por lo que ya conocemos.  Y en el caso de las personas mayores, se pueden ver sin recursos para retirar viejos muebles o limpiar zonas de la casa como altillos, zócalos o detrás de los sofás. En todos estos casos, una mirada o una mano “externa” puede ayudarnos a tomar perspectiva para deshacernos de trastos que ocupan espacio y energía y hacer espacio para que lo nuevo entre a nuestra vida. Prepara una bonita tarjeta/vale para ayudar a alguien con esa actividad. Compartirla puede ser un divertido pasatiempo y una forma de conocer mejor la historia sentimental de la otra persona.

 

3: Regalar tu “habilidad especial”:  ¿tienes alguna? coser, tricotar, montar bonitos álbumes de fotos, decorar, cuidar las plantas, cantar, hacer de personal shopper, profe de matemáticas/ informática/ otros o tocar algún instrumento…Basta con pensar qué podría necesitar esa persona de ti o qué lleva tiempo pidiéndote y preparar una bonita tarjeta con tu “vale-regalo”.

 

ice-skating peq4:  Acompañar a alguien en una actividad que le apasione: acercarnos a alguien pasa por entender cuales son sus gustos y sus intereses. Atrévete a proponer a alguien que vas a acompañarle en una de sus actividades “favoritas” en la que lleva tiempo invitándote a participar o buscad algo realmente original que nunca habéis hecho antes juntos: un paseo por la montaña, bañarse en la playa en invierno, un curso de trapecio, baile o mecánica, ir al la opera o a un concierto de rock,  patinar sobre hielo, ir a su bar favorito aunque para nada sea tu estilo o ver una de las películas que considera míticas. Eso nos ayuda a “ponernos en los zapatos del otro” y entender mejor sus valores, qué le entusiasma, cómo lo vive. Sienta bases para que la conexión sea más fácil y nos acerca al otro. Y quien sabe…¡puede que encuentres algo que te fascine!

 

Al final se trata sobre todo de compartir tiempo y experiencias junto a alguien o regalarle un momento de nuestra vida. ¿Cuántas veces te has encontrado con que llevas meses diciendo “tengo que llamar a fulanito o menganito” y nunca lo haces? Pues este puede ser el momento para sorprender a esa persona.

 

La segunda idea, decir a alguien porqué le quieres y es valioso para ti, es algo realmente revolucionario. Piensa en cuantas veces en tu vida te han dicho por qué eres importante para alguien, qué papel desempeñas en su vida y qué encuentran en tí que te hace especial. ¿Cómo te sentiste? Seguro que pasada la vergüenza y el “corte”  que nos da el  recibir la expresión de las emociones ajenas, fue maravilloso. Pocas cosas son tan conmovedoras como recibir el reconocimiento ajeno y entender qué nos hace valiosos a los ojos de los demás. Cierto, que se necesita valentía para decirle a alguien que le quieres y sobre todo, por qué le quieres. En la era de la comunicación, la expresión de las emociones, de los afectos de nuestro corazón, sigue siendo una asignatura pendiente.

 

Así que anímate a coger una bonita tarjeta o un bonito papel de cartas (mucho mejor escrito a mano) y da las gracias a alguien por lo que representan en tu vida, lo que te inspira y quien te dan oportunidad de ser en relación con el/ ella. No te arrepentirás. dear john, leyendo una carta estudiante

 

Al final, esos son los regalos que cuentan, que dejan huella y una impresión imborrable en quien los recibe. El resto, se los acaba llevando el viento. Porque en el fondo, como decían en la fantástica película “Love Actually”, para Navidad, “todo lo que quiero, eres tu”.

 

 

Y además parte de lo que te ahorres en regalos, puedes donarlo a una ONG. Una buena forma de empezar el año cuidando nuestra energía, nuestras emociones, fortalecer vínculos y crecer como personas.

¿Y tu?: ¿ te atreverás a  regalar con el corazón?

Espero tus experiencias y comentarios y ¡felices regalos!

¿Te interesan los temas de crecimiento personal e inteligencia emocional?

Si la respuesta es afirmativa, anímate a suscribirte a este blog para recibir los boletines mensuales con el resumen de las publicaciones. 

En el ofrezco un espacio de encuentro vital, reflexión y aprendizaje para personas comprometidas con su superación personal, familiar y laboral; personas conscientes y orientadas. ¡Personas como tu! Mi objetivo es sacar lo mejor de ti,  potenciando tu desarrollo y acompañarte a través de tus retos cotidianos, para que disfrutes cada día  cada día de tu vida como un gran regalo.

¿ Te animas?

También puedes seguirme a través de mi página de facebook: www.facebook.com/mariadiezcoach

1 comentario en “Regalar más con el corazón y menos con el dinero: 5 ideas creativas para regalos inolvidables.

  1. Normalmente no suelo sacar nada en claro de mucha información que hay por internet,
    pero he de decir que esta noticia me ha sorprendido mucho,
    felicidades =)

Los comentarios están cerrados.