Receta de Coaching para una Navidad especial

 

navidad estrellas

 

 

En mi ultimo post os hablaba de cómo en ocasiones el problema de la Navidad es que hemos perdido la conexión con aquellos sentimientos que son importantes para nosotros como personas. Los hemos reemplazado mayoritariamente por automatismos impuestos por la sociedad. Nos otorgan seguridad pero en contrapartida  nos impiden disfrutar en plenitud de la vida. Y esto no ocurre sólo con las Navidades. En muchos casos ocurre con nuestra vida entera.

 

Nos aferramos a la tradición, a la rutina, repitiendo gestos que se han convertido en mecánicos y nos dejan día tras día con una permanente sensación de vacío. Vidas vividas sin vida. Sintiendo que nos falta algo que nos complete para poder alcanzar la felicidad. Mientras, nos olvidamos por completo de seguirnos a nosotros mismos, de seguir la voz de nuestro corazón. Y así nos pasamos la vida divididos: consumimos objetos, comida, ruido y prisas y queremos que se transformen por arte de magia en pureza, en misterio, en bondad, alegría y solidaridad que es lo que nuestro corazón anhela…¡qué locura!

 

Está claro que necesitamos con urgencia volver a conectarnos con lo que es de verdad importante para nosotros.  Y muchos de vosotros me diréis…si, pero ¿Cómo? Eso es lo que vamos a ver ahora.

 

Tomemos por ejemplo el caso de la Navidad, el tema que nos ocupa y  pregúntate:

 

¿Qué significa REALMENTE la Navidad para ti?

 

¿Religiosidad? ¿Familia? ¿Magia? ¿Ilusión? ¿Armonía? ¿Disfrute?  ¿Hacer compras? ¿Recibir o hacer regalos? ¿Juntarte con más objetos? ¿Amistad?

 

Imagina por un momento que tienes que elaborar la receta de tu Navidad soñada ¿Qué más ingredientes añadirías para que tu Navidad se convirtiera en tu Navidad soñada? ¿ Y qué porcentaje habría de cada uno de esos valores ?

 

Y cuando tengas tu lista, revisa por último de qué forma deberían incorporarse en la receta. ¿ Para qué metes esa idea? Es realmente un valor en si o es una idea sobre un valor? Esta última pregunta es muy importante ya que en ocasiones, las personas nos aferramos al objeto o al objetivo porque queremos cubrir una necesidad que puede ser satisfecha de una manera completamente distinta a aquella en la que nos empeñamos. Nos quedamos con la vista fija en el horizonte esperando ver aparecer eso en concreto, sintiéndonos frustrados si no llega. Y no somos capaces de ver que en ocasiones podemos conseguir crear lo que buscamos con lo que tenemos a nuestro alcance. El árbol nos impide ver el bosque.

 

Revisa la razón de esos ingredientes. El para qué los metes ahí.  ¡Quizás consigas el mismo sabor con algo diferente o bien haya ingredientes que metes y puedes retirar!

 

Y luego extrapólalo a tu vida. ¿qué quieres que haya en ella en 2014?

 De esta manera, conocerás un poco mejor tus valores. Cada uno de nosotros tenemos un núcleo de valores personales. Son esos valores rectores  los que otorgan sentido y emoción a nuestra vida. Estos valores se expresan  de forma única en cada individuo. No hay dos personas que vivamos un mismo valor de la misma manera. Una de las principales funciones del coaching es ayudarnos a identificar esos valores y cómo se expresan, para hacerlos más presentes en nuestras vidas.

 Traer a nuestras vidas nuestros valores rectores conlleva conectarnos con nuestra esencia. Con nuestra intimidad.  Ese lugar en el cual la mente siempre poderosa  pero creadora de miedo, se pone al servicio de  nuestro corazón.  Ahí descubriremos en nosotros instantes de gran alegría. Presencia. Paz interior. Estar en esencia nos regala disfrutar de nuestras mejores emociones en estado puro cada día. Acceder a nuestra esencia nos permite  recuperar ilusión y felicidad y saborear  la vida en plenitud. Y vivir una vida alineada con nuestros valores nos otorga además coherencia y  autenticidad.

 

Que el traer estos valores a tu vida sea el motivo de esta Navidad y de este año 2014 que ya se acerca. Si quieres una vida diferente, empieza por pensar diferente. Atrévete a conocer tus valores y traerlos a tu vida. Y te sorprenderás del sabor de tu vida.

2 comentarios en “Receta de Coaching para una Navidad especial

  1. Para mí la Navidad es “nacimiento”, es momento de reflexión.
    Todas las grandes decisiones las he solido tomar por Navidades para empezar el año con fuerza pero para eso se necesita silencio, poca comida y buena compañia.
    Nos vemos en Enero María y …
    Feliz Navidad !

    • Cuanta sabiduría Ana! Nos complicamos tanto inútilmente! Para mi también es momento de hacer “balance” y volver a fijar el rumbo!¡ Y para eso no hace falta tanto! Aquí seguiremos…¡Feliz Navidad Ana!

Los comentarios están cerrados.