Cómo entiendo mi profesión

Mi actividad como Life Coach empezó en 2010 y he venido desarrollándola en paralelo a mi puesto de School Manager en una escuela de alto prestigio de Español para Extranjeros del Norte de España. 

Compaginar las exigencias de estas dos actividades profesionales , a lo que se suma  el apoyo a mi madre, con la que convivo, ha sido un reto continuo en estos últimos años.

¿Lo positivo de esto?  Que me he convertido en una “experta” en cuanto a gestión eficaz y eficiente del tiempo se refiere.

A muchas personas les sorprende que durante todo este tiempo haya sostenido el esfuerzo de compaginar dos trabajos, con la cantidad de renuncias que esto conlleva.

Eso sólo puede explicarse por toda la satisfacción, la evolución personal y el aprendizaje que me aporta el Life Coaching. Cuando salgo del empleo en la escuela, empieza la parte de mi vida con la que me siento plena y orgullosa de mi misma. Pero eso no me impide ser practica y entender que no sólo nos debemos a nuestros sueños, sino también al bienestar de las personas con quien hemos decidido compartir nuestras vidas. Y ese empleo, aunque a ratos me quita recursos de energía y tiempo, también me proporciona la estabilidad financiera que necesito para ir consolidando  mi transición profesional.

Mi objetivo es ir construyendo poco a poco una realidad más acorde a quien soy, a mi potencial y a lo que deseo obtener para un futuro próximo en cuanto a estilo de vida y situación profesional.  Y creo que eso todos tenemos posibilidad de hacerlo pasito a pasito.

Apuesto por el poder que tenemos todos para atrevernos a dirigir nuestras vidas y desarrollar nuestras aspiraciones, dentro del espacio de que disponemos.

Me apasiona la aventura de salir del camino trillado y descubrir cuál es mi propio camino del éxito. Ese que no responda a las expectativas de nadie sino a las mías propias. Con sus luces y sus sombras. Con sus aciertos y sus errores: pero mío y de nadie más. Desde esa perspectiva, la vida se convierte en un asombro continuo y una verdadera fiesta.

Eso es lo que os quiero transmitir a las mujeres a través de mi profesión: que os atreváis a buscar vuestro propio camino del éxito. Y que os aventuréis a realizaros como mujeres y profesionales en la medida de vuestras posibilidades, haciendo los cambios que necesitéis para llegar allí donde deseáis.

 Que exploréis vuestras fronteras más allá de vuestros roles de madres, hijas o parejas y entendáis que vosotras contáis y que importáis.

¿Cómo podría hacerlo mejor que a través de mi ejemplo?

Si esto te interesa y quieres participar conmigo de esta aventura, apúntate a mi blog donde te doy claves para ir entendiendo mejor tu realidad y soluciones prácticas para tu día a día.