El descubrimiento personal de Missis Ñoñostiarra

Saber como nos comportamos es el primer paso para poder cambiar lo que nos nos gusta de nosotros
Saber como nos comportamos es el primer paso para poder cambiar aquello que nos disgusta en nuestra forma de ser.

 

Por primera vez en muchos meses, Missis Ñoñostiarra se despierta y su pensamiento no va en primer lugar al tiempo que hace. Lo primero que viene a su mente es el baño en la playa bajo la lluvia con Mr Attitude. Ese instante ha tenido un impacto enorme en ella. Se siente tan emocionada al evocar el recuerdo de esa experiencia, que dos lágrimas le corren por las mejillas. Son lágrimas agridulces, porque aunque sabe que Mr Attitude se ha marchado y no podrá volver a compartir un momento así con él, ese baño en la playa y su presencia consiguieron algo que ni siquiera sabía que le faltaba: sentirse profundamente conectada con el asombro y la magia que implica estar viva.

 

Ella que pensaba que bañarse bajo la lluvia era sólo para los locos y los colgados, ha de reconocer que estaba totalmente equivocada y disfrutó muchísimo. Aunque al principio estaba un poco cohibida por hacer algo que siempre había criticado, resulta que una vez se metió en el agua, se dio cuenta de muchas cosas que ella no había tenido en cuenta cuando valoraba desde su cabeza la situación.

 

Debe reconocer que ella había juzgado de antemano muchas cosas respecto a esa experiencia como poco agradables, sin saber si realmente lo eran. Sin siquiera haberlas expermienteado. . Por ejemplo, había valorado de antemano negativamente el caminar bajo la lluvia hacia el agua. Pero en realidad, había sido tan breve, que casi no había reparado en ello. Y también había imaginado que sentiría frío al entrar en el agua sin sol, cuando en realidad, el agua estaba ya a buena temperatura. Y una vez vencida la impresión inicial, resultaba muy tonificante y estaba además muy limpia. ¡Y todos los colores del mar, el monte y las casas resultaban tan diferentes con la lluvia! Era como bañarse en un lugar casi nuevo. Como si a un cuadro conocido y visto en mil ocasiones,  le hubieran cambiado en el lienzo los colores. Quizás fue por eso que se sintió más viva, que fue más consciente de cómo su cuerpo disfrutaba del contacto  con el agua y de cómo había bandadas de peces que se alejaban a medida que ella iba nadando. ¿Era siempre el agua tan agradable y ella podía no haber reparado en ello? ¿Cómo no se había dado cuenta antes de lo hermosa que resultaba la playa vacía bajo la quietud de la lluvia? ¿Fue la cercanía de Mr Attitude con quien compartió las risas y la complicidad al observar como la gente les miraba con incredulidad desde el paseo marítimo, como antes miraba ella a quienes hacían lo mismo que ellos estaban haciendo, lo que le hizo sentir más, apreciar más?

 

A lo largo del día, no puede quitarse esa momento de su cabeza y  reflexiona  sobre lo que esta experiencia le está descubriendo respecto a ella misma.  Tiene que reconocer que hasta ahora, ha gastado mucho más tiempo y energía en quejarse acerca de lo que no puede hacer, que en explorar lo que sí está en su mano llevar a cabo. Se  da cuenta de que le falta mucha apertura a experimentar. Aunque no le guste, debe reconocer que su visión de las cosas es muchas veces rígida, normativa. Le guste o no, lleva un gran juez en su interior.

Se da cuenta de que piensa tanto en como le gustaría que fueran determinadas situaciones dentro de su cabeza,que olvida que quien siente y vibra es el corazón.  Y ha vivido con la mirada tan fija en lo que le falta para que la vida sea de su gusto, que en realidad, no se ha permitido explorar cómo es y si hay aspectos agradables que ha podido pasar por alto.

 

Su encuentro con Mr. Attitude le ha puesto de manifiesto que le encanta rodearse de clichés motivacionales y frases inspiradoras, pero no hace apenas nada para aplicarlas en su vida. Mucha teoría y poca práctica. Mucha teoría y poca acción.

 

¿Qué pasaría si la misma energía que ha puesto en quejarse de las cosas, la aplicara a llevar a cabo alguna de esas frasecitas a las que siempre da un like en Factbook?  ¿Qué pasaría si empezar a aquí y ahora a disfrutar con lo que tiene, en vez de fijarse tanto en lo que le falta? ¿Como podría aprender a no vivir esperando a que pase la tormenta, sino disfrutar de la lluvia? ¿Qué tendría que cambiar en su forma de hacer cotidiana para bailar todos los días, aunque fuera con el pensamiento?

 

Con mucha vergüenza, tiene que reconocer que su amiga tenía razón cuando sugirió que era un poco quejica. Se parece a aquel polluelo victimista y desamparado, que siempre se quejaba de que la vida era injusta. ….Sólo que de pronto, le viene a la mente que la injusta está siendo ella. Ella, que prejuzga, ella que no asume riesgos sino que exige certezas, ella que siempre está pendiente de la carencia…Descubre de pronto muy apenada, que lo que la está separando de ser más feliz, no es la falta de sol, ni la lluvia, ni el mal tiempo…es ella misma. Su actitud poco imaginativa y poco positiva,  su falta de disposición a disfrutar  con las cosas que tiene a mano y su tendencia a poner condiciones a su felicidad, hace que precisamente la propia felicidad, la esquive.  

 

Y de pronto entiende que ese verano qeu tanto busca fuera, está en realidad escondido en su corazón. Entiende que ella es libre para decidir celebrar el verano aportando su alegría y  su  buena disposición ante la vida y lo que le ofrece. Y se jura a sí misma, que a partir de ahora, va a descubrir y soltar todo lo que la lastra y la separa de su felicidad. Se jura que va a aprender las cualidades que necesita para saber bailar con la vida, llueva o luzca el sol. No  volverá a permitir que el gris del invierno se instale en su corazón. A partir de ahora va luchar con todas sus fuerzas, por conquistar, día a día, hora a hora y minuto a minuto, el verano interior.

 

¿Y tu?: ¿ cómo podrías activar tu verano interior? 
¿qué necesitas aprender? ¿qué necesitas soltar? 

 

Si te ha gustado este post, puede que también te interesen:

¿ Bailas con la vida?

¿ Grandeza o mediocridad?

Más ser, menos tener.

 

Si te ha gustado este post, te animo a compartirlo para que pueda llegar a más personas.

Si te gustan los temas de crecimiento personal, puedes suscribirte a este blog para recibir un resumen mensual de las publicaciones.

También puedes seguirme a través de facebook, haciéndote fan de la página:

www.facebook.com/mariadiezcoach

2 comentarios en “El descubrimiento personal de Missis Ñoñostiarra

  1. Yo he activado mi verano interior analizando el AMOR.
    He aprendido que se puede AMAR sin ser correspondido y que tener la confianza de las personas amadas, aceptando su camino lejos de nuestro corazón, es un AMOR con mayúsculas. Y me refiero a hijos, parejas principalmente.
    He aprendido a confiar en mis hijos, a confiar en mi pareja y que a veces tienen que seguir su camino para seguir aprendiendo de otras personas, de otros maestros.
    Y cualquier aprendizaje es complicado … ¡Bonita reflexión!

    • Bellísima reflexión Ana. Que gran regalo sería para nosotros poder aprender lo mismo. Gracias por la valentía de compartir esa vivencia tan íntima. Gracias por tu valentía y tu auténticidad.

Los comentarios están cerrados.