Aprendiendo del año que acaba

foto nieve modificada

 

¡Buenos días! ¿ Cómo estáis? Estamos ya en el día 364 del 2015…. ¡es cuestión de horas que se acabe el año!   365 días. 8.760 horas que vamos a dejar definitivamente atrás.

 

Seguro que a vosotros, igual que a mi, os han dado para muchas vivencias y muchas experiencias. Y para muchas emociones, muchos encuentros, desencuentros y momentos que sin duda nos han marcado. Aunque en los aspectos profundos permanezcamos inmutables, seguro que en algún aspecto de nuestra personalidad se ha producido un cambio, una evolución. No somos exactamente iguales a quienes éramos al arrancar este año. ¡Y menos mal! Porque una persona anclada en su vida y su forma de ser, que no se cuestiona, ni explora, ni experimenta, ni aprende y no se transforma ni evoluciona, que siempre está igual, con las mismas cosas que contar, me aburre hasta el infinito y más allá.

 

¿Mejores o peores? Depende. En función de lo que cada uno hayamos elegido  en nuestro día a día, este año vivido nos habrá llevado en una u otra dirección. Esa es la magia: nada está determinado por adelantado y siempre podemos elegir la respuesta ante lo que nos ocurre: podemos optar por actitudes que nos hagan crecer y brillar un poco más o por actitudes que nos lleven a sufrir (y generar así más sufrimiento),  encogernos y brillar un poco menos. Nosotros elegimos.

 

Por eso y antes de que arranques con tus deseos y propósitos para el 2016,  hoy quiero invitarte antes a hacer un balance de 2015. Sé que puede parecer aburrido porque lo que nos encanta es emborronar hojas con planes de futuro, buenos propósitos y objetivos. Nos gusta muy poco volver la vista al pasado. Sentimos que el futuro está lleno de magia, de posibilidades esperando materializarse…y soñamos que el 2016 nos traerá nuestros sueños un poco igual que soñamos que nos tocará la lotería…por azar, por fatum o simplemente,  porque toca.

 

Olvídalo. Las vida no funciona así, salvo en muy raras ocasiones.

 

Lo cierto es que resulta imposible construir nada nuevo si no extraemos antes el aprendizaje de lo vivido.  Si no extraemos las claves de esas experiencias y las transformamos mediante reflexión, en sabiduría. Es necesario apartarse por un momento de la vorágine, coger perspectiva y reflexionar sobre lo visto y lo vivido para aplicarlo a nuestras vidas si queremos evolucionar y tener opciones de actuar de forma diferente y obtener resultados diferentes en nuestras vidas, nuestros trabajos, nuestras relaciones…Algo que cada vez parece más en desuso ya que vivimos en una sociedad que nos lleva a estar continuamente proyectados en el futuro, pero sin darnos tiempo a reflexionar para extraer ese valiosísimo aprendizaje. Esa preciada sabiduría. Y así nos va como nos va muchas veces, que andamos como pollos sin cabeza o vacas sin cencerro.

 

IMG-20151228-WA0010

 

Por eso, antes de que llenes tu libreta de propósitos y objetivos para el año que empieza, te invito a coger papel y boli y hacerte algunas preguntas:

1-      De lo que te propusiste para 2015: ¿Qué has conseguido? ¿Qué ha hecho posible que lo consiguieras? ¿Qué falló si no lo conseguiste? Aunque no hayas conseguido el 100%, apunta aunque sea el 5% de lo que SI conseguiste.

2-      Dentro de lo que sientes que NO conseguiste ¿hay aspectos “intangibles” como  por ejemplo objetivos que no estaban definidos como objetivos (ver más aquí)  que pueden considerarse valiosos?

3-       ¿Ha habido acontecimientos significativos con los que no contabas, que de alguna manera cambiaron tu forma de percibir la realidad o estar en ella?

4-      Y ahora, un par de listas muy sencillas: ¿qué ha funcionado para ti en 2015? y ¿qué no ha funcionado?

 

Si no tienes costumbre de este tipo de ejercicios, te aconsejo que lo vayas marcando mes a mes, como hacen el los telediarios. Retroceder hasta Enero de este año puede ser todo un reto, pero es un buen ejercicio, ya que ayuda a despedirnos y cerrar ciclos. Y nos hace ser más conscientes de cómo pasa la vida y el lugar que ocupamos en ella.

 

También puedes hacerlo en función de las diferentes áreas de tu vida: familiar, profesional, personal.

 

De ahí, podrás extraer lo que sí quieres/ no quieres para 2016 y utilizarlo como una guía de propósitos vitales que orienten tus acciones y te sirvan de norte a la hora de ir a por tus objetivos. 

 

No tengas miedo a mirar hacia atrás por un momento. Aunque te parezca que pasan los años y pocas cosas cambian, recuerda que siempre tienes opción para decidir un nuevo inicio. Siempre puedes tomar AHORA la decisión de hacer realidad un nuevo futuro o algún sueño. Y siempre puedes elegir cambiar por dentro, que al final, es la única forma sostenible para poder cambiar por fuera.

 

El futuro es genial, siempre prometedor. Pero sin un mínimo ejercicio de reflexión y compromiso  por tu parte, es probable que acabes volviendo a los “viejos patrones” y los “hábitos cómodos” que has adquirido y con los que sueles moverte.

 

En unos días, el año próximo, tocará pensar en cómo trazar un plan, en cómo convertir en objetivos esas cosas que quieres cambiar. Pero ahora, toca primero entender qué ha fallado y saber qué debes celebrar.

 

Recuerda: DENTRO DE TI, ESTÁN TODAS LAS POSIBILIDADES.

 

Que tengas un gran día y acabes estupendamente el 2015.

 

¡Hola! Soy María Díez Coach y con mi blog ofrezco un espacio de encuentro vital, reflexión y aprendizaje para personas comprometidas con su superación personal, familiar y laboral.

En él encontraras herramientas de inteligencia emocional para superar los obstáculos cotidianos y construirte una vida llena de fuerza, confianza y pasión. Una vida  a tu medida, que sientas que merece la pena vivir.

Anímate a suscribirte  para recibir los boletines mensuales con el resumen de las publicaciones.

También puedes seguirme a través de mi página de facebook: www.facebook.com/mariadiezcoach

2 comentarios en “Aprendiendo del año que acaba

  1. Precioso post Maria! Estos dias estoy en eso.. Descansar y reflexionar… Antes de retomar “todo” o lo decidido nuevamente..
    Feliz y exitoso 2016 Maria!!

Los comentarios están cerrados.